Punto y Seguido

Diario de un emigrante mensual

Escrito por Alejandro Sotodosos el . Publicado en Punto y Seguido

Es extraño el escribir desde tanta distancia, teniendo la castellana Ñ, saboreando la dulzura del castellano a medida que voy pulsando las teclas.

Es difícil aparecer en una ciudad de 7.512.000 habitantes y ser capaz de sobrevivir, ser capaz de encontrar la manera de comunicarse en un idioma tan necesario y a la vez impreciso. Porque por muy bueno que sea uno, es imposible expresar con exactitud los sentimientos.

Aunque para eso estoy aquí. Se acabó el tiempo en el que uno se pasaba las horas muertas buscando una señal que nunca existió. Pasó la época en la que dejé de lado mis sentimientos y me limité a preocuparme únicamente de mí mismo. Craso error.

Pero ahora estoy aquí, a 1760 kilómetros de mi casa, buscando mejorar mi futuro. Y hablando de futuros, espero que la “chica diferente” se esté encontrando a sí misma, que esté siendo capaz de sobreponerse a la primera traba que el destino ha decidido ponerle en el camino.

A los Pablos, que tengan un buen cumpleaños, porque se lo merecen los dos, y que aunque yo no esté allí para celebrarlo, brinden por mí en la primera copa.

A todos los de la peña, espero que sigáis como siempre, para que cuando vuelva no note casi la diferencia. Si ganamos el mundial, poned la tele porque saldrá Londres. Ayer ya nos reunimos cerca de 2000 personas en Piccadilly Circus. En un día como hoy me siento orgulloso de ser español. Qué lástima que esto ocurra con tan poca frecuencia...

Por último, a mi estrella, que la dejo para el final como quien se deja la yema cuando se come un huevo frito. No quiero que estés triste, porque por las noches es cuando más sufro la soledad. Cuando desconecto, cuando dejo de pensar y hablar veinticuatro horas en inglés. Es el momento en el que me siento solo, abandonado.

Abro la ventana y te veo ahí, entre el London Eye y el Big Ben. Siempre colocada en el mejor sitio, en un puesto privilegiado, desde donde poder contemplarme y vigilarme. Por si acaso.

A ti te dedico esta canción, y a todos los que quieran volver a escucharla. Me recuerda a mi padre, y es capaz de traer a mi memoria todos los momentos que he vivido junto a él. Soldadito marinero, de Fito y Fitipaldis. Gracias por quererme sin interrupción.

Punto y Seguido por Alejandro Sotodosos

Lock full review www.8betting.co.uk 888 Bookmaker

Copyright © 2013 Sucesos Del Henares. Todos los derechos reservados. Política de Privacidad.